Volver a p墔ina principal de Biograf燰s de Mujeres Andaluzas

Mora, 聲geles

Nace en Rute, C鏎doba (1952). Poetisa. Reside mucho tiempo en Granada.

聲geles Mora, Poetisa

聲geles Mora. Semblaza Cr癃ica

Tomado de Biblioteca Virtual Cervantes: 聲geles Mora. Semblaza Cr癃ica, por 聲gel L. Prieto de Paula http://www.cervantesvirtual.com/portales/angeles_mora/semblanza/ P墔ina vista el 9 de julio de 2014. Desde dicha p墔ina se puede acceder a una selecci鏮 de textos y a una bibliograf燰 de y sobre la autora.


Nacida en 1952 en Rute (C鏎doba), 聲geles Mora es licenciada en Filosof燰 y Letras por la Universidad de Granada, ciudad en la que asent su residencia. All entr en contacto con autores relevantes de la corriente inicialmente bautizada como 勁a otra sentimentalidad, de quienes aprendi y con quienes confluy durante su formaci鏮 literaria. No obstante, su est彋ica encuentra dif獳il inserci鏮 en cualesquiera tendencias pautadas de la l甏ica de su tiempo hist鏎ico. Otra cosa es la preponderancia de su biograf燰 en cuanto tronco reconocible del que surgen las ramificaciones de su ficci鏮 po彋ica, algo que, entendido sin restricciones, podr燰 decirse de cuantos poetas alcanzan una voz propia. Pero, aunque la m嶮ula de todos ellos sea la biograf燰, los componentes que la conforman son muy distintos en cada caso: la cultura, unas veces; los supuestos ideol鏬icos, otras; y, desde luego, los avatares de la cotidianidad que traducen el acomodo de la persona sobre el fondo, y a veces contra el fondo, de una determinada coyuntura hist鏎ica. A este ltimo impulso responde m嫳 que a otros 聲geles Mora, quien ha construido su mundo alrededor de una conciencia de s inestable, cuya sustancia primordial es ese mismo proceso de constituci鏮. De ah que el yo se expanda como una entidad proteica, que pretende saberse a s mismo y conocer, al tiempo, los rincones del mundo inmediato, para lo cual se mueve, escruta, palpa las realidades de su entorno: 俑i nombre es el desierto donde vivo. / Mi destierro, el que me procur. / No me he reconocido en este mundo / inh鏀pito, / tan ancho y tan ajeno.

Su primer libro publicado es Pensando que el camino iba derecho (1982), de t癃ulo garcilasiano, aunque los poemas de Caligraf燰 de ayer, editados en el a隳 2000, son anteriores en su composici鏮. Tanto en un conjunto como en el otro la poes燰 es la escala que permite el conocimiento superior de aquella mujer que escribe, cuyo psiquismo encuentra la saz鏮 en Contradicciones, p奫aros (2001), libro con el que obtuvo el premio 青iudad de Melilla. Antes, la autora hab燰 efectuado una primera recapitulaci鏮 literaria en un cuaderno donde parec燰 haber asimilado su soledad frente al bullebulle de un mundo fragmentado en las esquirlas de sus moradores y de las historias que protagonizan: se trata de La guerra de los treinta a隳s (1990), que obtuvo en su momento el premio 俘afael Alberti. La canci鏮 del olvido (1985), La dama errante (1990) y C嫥ara subjetiva (1996) son otros t癃ulos de la autora, donde el sujeto de la escritura va deposit嫕dose en los poemas morosamente y sin aspavientos, convertido ya en objeto de la creaci鏮.

Sobre una irrenunciable entonaci鏮 de 廧oca en torno a motivos m嫳 o menos compartibles por el comn de los lectores, el yo avanza y se construye paulatinamente. En 幨 alienta una concepci鏮 intimista, expresada con una dicci鏮 tenue que muestra la precariedad de su equilibrio y el recogimiento metaf鏎ico, a la bsqueda de una verdad que se esconde en los pliegues de las evidencias m嫳 groseras. Cu嫮 sea la naturaleza de ese yo es algo que debe colegir cada lector, en tanto que estos poemas no presentan significados un癉ocos, sino actualizaciones multifac彋icas de un modo vacilante de estar en el mundo. Pero todos o la mayor燰 de esos lectores percibir嫕 c鏔o los referidos avatares de la intimidad, canalizados por un lenguaje sutil y poco amigo de los bocinazos plet鏎icos, terminan apelando a una condici鏮 femenina cuyos l璥ites son, en un extremo, la soledad, y, en el otro, el amor y sus laceraciones. Las recopilaciones selectivas de su obra, como Antolog燰 po彋ica (1982-1995) (1995), en edici鏮 de Luis Mu隳z, y 燉as mujeres son m墔icas? (2000), introducida por Miguel 聲gel Garc燰, despliegan el curso de una voz que se manifiesta no como mero crecimiento lineal hacia un t廨mino fijo, sino como la transcripci鏮 literaria de un nunca demasiado expl獳ito calidoscopio existencial.