Volver a página principal de Biografías de Mujeres Andaluzas

Isabel Millé Giménez

Por Pura López Cortés <puralopezc@terra.es> Noviembre 2009.

Nace en Almería el 31 de diciembre de 1894, son sus padres el ingeniero barcelonés, Andrés Millé Vilarasau, que vino a Almería atraído por el auge de la minería a mediados del silo XIX y la madre, la almeriense Isabel Giménez García-Cassinello, oriunda del valle del Andarax. Mujer culta y de delicada sensibilidad artística (pinta, toca el piano y escribe poesía), todo esto tiene aún más mérito si se la sitúa en el contexto de su época.

Del matrimonio, perteneciente a la alta burguesía, nacieron ocho hijos, de los que siete se hacen mayores, aquí sus nombres: Juan, Andrés, Carmen, Mª del Mar, Isabel, José, Antonio y Manuel, que muere niño.

La situación financiera de la familia dejó pronto de ser buena, puesto que la pequeña fábrica que instaló el padre fracasó a causa de la depresión económica que a la sazón sufría el país, además éste murió pronto dejando jóvenes o niños a los hijos.

En la casa desde siempre se habían respirado aires de arte y de intelectualidad, como consecuencia de lo ya dicho.

Al estudiar la figura de Isabel hace que recordemos en gran medida a la de su madre, reseñada en este mismo portal, en el que de manera sesgada hacemos una justa y necesaria referencia a su hermano Juan.

Juan, tal vez el hermano al que se sintiera más unida por afinidades literarias, se marcha pronto a Buenos Aires, siendo ya abogado; allí destacó además como escritor y poeta. Después marchó Andrés, tras haberse hecho ingeniero, Andrés sobresalió como pintor. José y Antonio también se desplazaron junto a los mayores para realizar sus estudios en la Argentina.

Si bien la marcha de los Millés estuvo motivada por problemas económicos, su gran valía personal permitió que encontraran pronto un lugar destacado en la ciudad bonaerense y que, aún, a día de hoy, sus descendientes destaquen en trabajos relacionados con el estudio y la investigación, tanto por su valía personal como por su preparación.

De Isabel sabemos que su afición a la lectura le viene desde muy niña, aún antes de asistir a la escuela Es la única de las hermanas que estudia, ya es Maestra por la Escuela Normal de Almería en 1918, cursa seguidamente Bachiller Superior para poder realizar así sus deseos de acceder a la universidad; pero motivos familiares la obligan a marchar con su con su madre y su hermana Carmen a Argentina, Mª del Mar, la otra hermana se había casado y se había afincado en Valencia.

La estancia en Buenos Aires es de unos cinco años, regresa por deseo expreso de su madre y hermana que deseaban volver pero con ella, Isabel hubiera preferido quedarse en Argentina donde tenía más campo para desarrollar sus inquietudes; sin embargo no supo, no fue capaz o no quiso contrariar a su madre.

Al llegar retoma los estudios en 1925 en la Universidad de Granada; dos cursos le bastan para obtener las licenciaturas en Lenguas Clásicas y Lenguas Semíticas.

Inmediatamente marcha a Madrid para cursar las asignaturas complementarias y titularse en Archivos y Bibliotecas, a la vez realiza la Tesis Doctoral, titulada: “Guzmán el Bueno en la Historia y la Literatura”, obtiene Sobresaliente con premio extraordinario.

En 1928. La publica en Revue Hispanique (Nueva York – París) y ese mismo año gana las oposiciones de archiveros bibliotecarios.

Hace cursos de Cosmografía y de Ciencias Exactas.

Es traductora de árabe, latín y griego.

Habla correctamente: Inglés, francés, italiano, portugués y alemán. Tiene conocimientos de ruso.

Es una erudita en historia.


TRABAJOS DESEMPEÑADOS:

En 1932 continúa sus trabajos de archivera en Almería, donde organiza el Archivo Histórico Provincial, 3º de los fundados en España, a instancia Fernando de los Ríos, ministro de instrucción pública de la 2ª República.

Organizó también el Protocolo Notarial que recogía documentos de 100 años atrás.

Igualmente se hizo cargo de la Biblioteca Provincial, siendo su fundadora y primera bibliotecaria. Se ubicaba en dependencias del entonces único instituto de enseñanzas medias de Almería, que se albergaba en lo que hoy es Escuela de Artes.

Durante la guerra civil (1936 – 1939) se tiene la certeza de que vivió en Málaga, Sevilla, Toledo y Burgos y de que debió de trabajar en temas relacionados con los archivos, se sabe que vivió sola en estas ciudades que desde muy pronto estuvieron bajo la dictadura de Franco.

En 1939 regresa a Almería y tiene que reorganizar el archivo histórico ya que el edificio que lo albergaba fue destruido por un bombardeo de las tropas franquistas.

A principios de la década de los 40 comienza a dar clases de griego en el instituto de enseñanzas medias de esta capital.

Poco tiempo después se traslada a Madrid, cansada del provincianismo de su ciudad. Trabajó en la Biblioteca de la Escuela de Peritos por las mañanas y en la Biblioteca Nacional por las tardes.

En 1950 el delicado estado de salud de su madre a la que quería y admiraba mucho hace que vuelva a trabajar a su tierra, la madre muere en 1951. Ya quedaría definitivamente afincada aquí.

Trabajó en el archivo Provincial y en el de Hacienda, jubilándose con más de 70 años.

Tuvo una vida acomodada, manteniéndose lúcida hasta su muerte, acaecida casi a los 96 años, ya que falleció el 9 de septiembre de 1990.

Lejos de sus hermanos y sobrinos vivió hasta el final en su domicilio, siendo atendida por unos parientes que visitándola a diario le daban el cariño que se merecía.


OBRA EDITA:

Investigación conjunta con su hermano Juan, con quien compartía inquietudes y que fue un hombre de grandes conocimientos literarios y formación humanística, fallecido joven y trágicamente. En Espasa Calpe

Bibliografía Gongorina, publicada por Revue Hispanique.

Las Obras Completas de D. Luís de Góngora, con anotaciones. Edt Aguilar, Madrid 1932(hasta ahora considerado como el estudio más completo que se ha hecho sobre la obra gongorina)

Obras de creación:

Narrativa: El regreso y otros cuentos. Col. Indaliana. Almería, 1984 (6 relatos)

La Isla Maravillosa, publicado en la revista del Régimen Chicos, se cree que publicó algunos más en la misma.

Obras Poéticas:

Romancero de la Vida de Jesús, Editado en Buenos Aires, 1947 no sé si hay una editorial que se llamara Buenos aires o si fue edición de autor. Abarca desde los Desposorios de la Virgen hasta después de la Resurrección de Jesús.

El Navegante Solitario. ED. Autor, Barcelona -Buenos Aires, 1956, viene a ser como una recreación de la Iliada en cuatro cantos.

Serranías. ED, Autor, Barcelona -Buenos Aires, 1957, Se divide en 4 cantos que hablan de la vida del campo con su amenidad y su dureza.

Águilas y Cimas. ED. Autor Madrid 1960, Libro escrito durante la guerra civil, menos los poemas último (1960) y primero. Son todo sonetos que constituyen una loa a personajes, ideas y acontecidos de la zona de Franco, es un libro exaltado y lleno de connotaciones políticas, que aparecen únicamente en este libro y que parece que más tarde quería obviar.

Ana María, ED. Autor, Almería, 1962, que patrocinaron el Aytº y la Diputación de esta ciudad y la Hermandad del Santo Cristo del Escucha. También en 4 cantos que narran la vida de la escritora gaditana afincada en Almería Ana Mª Franco. La vida la antedicha autora ya tenía por entonces toques de leyenda.

Bautismo de Sangre. ED. Autor, Almería 1972, patrocinado por la Caja de Ahorros de Almería y dividido en 4 cantos dedicados a la Virgen.

Cosmogonía. Edit Cajal, Almería, 1974. Antología de poemas inéditos desde 1921 hasta 1974. Se divide en tres partes:

1ª Cosmogonía y otros poemas.

2ª Antología varia de poemas menores.

3ª Romancero de juventud, que recoge los poemas de sus años jóvenes y son unos poemas por los que ella siente gran cariño.


OBRA INEDITA:

Traducción de la Iliada

Traducción de la descripción de Almería de la Crestomatía Arábigo española de J. Lerchundi

APROXIMACION A LA PERSONA Y LA OBRA: Culta, con una formación excepcional e influenciada por las ideas liberales de su padre y por el conservadurismo, clericalismo e ideas monárquicas de su madre, tuvo actitudes contradictorias, sumadas a un espíritu extremadamente libre que se veía maniatado en muchas ocasiones por la época represiva en que vivió; forjaron una personalidad solitaria si bien hacía gala de una educación exquisita y una gran conmiseración con los más desfavorecidos.

Por lo anteriormente dicho no puede extrañarnos que fuera muy tímida, lo que la podía hacer parecer huraña, mas quienes la trataron, hablé con familiares suyos, con mi padre que fue antiguo alumno y con otras personas que la conocieron y dicen de ella que

era cordial, amable, buena profesora, muy preocupada siempre por los demás, muy sensible y tal vez el tinte escéptico de su obra venga dado por la frustración de su completísima preparación y capacidades y el escaso campo que tuvo para desarrollarlas al no haber tenido casi nunca lugares más

adecuados en que trabajar, relacionarse y realizarse.

No podemos obviar que fue una mujer adelantada a su época a la que le costaba trabajo romper con las ataduras de una sociedad rígida aunque no se sometiera a ellas.

No perteneció a círculos literarios, publicó todas sus obras varios años después de

haberlos concluido.

Su discurso literario está regido más por la razón que por el sentimiento. Utiliza con frecuencia y de forma certera el romance aunque aparecen con frecuencia cultismos y clasicismos. Sus composiciones suelen ser bastante largas.

Es posible que queden obras inéditas, ya que ella que pasó la vida trabajando en archivos no organizó el suyo.

La ciudad de Almería, para la que tanto trabajó la tiene ignorada, tampoco puede parecernos raro ya que Almería suele desoír a sus hijos, no así a los que vienen de fuera.

Volver a página principal de Biografías de Mujeres Andaluzas